Seleccionar página

Llega un punto en la vida en que es normal que nos planteemos invertir parte de nuestras ganancias para obtener beneficios, pero las dudas son muchas, sobre todo si nunca has oído hablar de todo esto, ya que las opciones son diversas y hay productos con más y menos riesgo.

Lo que hemos hecho en esta sección es crear una recopilación de las mejores opciones de inversión que puedes encontrar, y además las hemos explicado de la forma más detallada y clara posible, para que puedas elegir la que más se adapte a tus necesidades actuales.

Mejores oportunidades de inversión

En primer lugar queremos comenzar con las que consideramos que son las mejores oportunidades de inversión, después iremos analizando otras que también pueden ser muy buenas.

Invertir en acciones

Hace años invertir en acciones era algo muy complicado reservado sólo a aquellas personas o empresas que tenían un buen capital y se podían permitir asesores que les conectaran con la realidad de los mercados, pero hoy en día cualquiera puede hacerlo desde casa sin una gran cantidad de dinero para empezar.

Básicamente y por resumirlo en unas palabras muy sencillas, invertir en acciones consiste en comprar parte de una empresa. La rentabilidad promedio que se suele obtener con este tipo de inversión suele rondar entre el 4% y el 12% anual.

Lo ideal en este tipo de inversión al igual que en muchas otras es diversificar para minimizar el riesgo. Piensa que si solo tienes acciones de una empresa y esta quiebra, vas a tener problemas, pero sin embargo, si tienes pocas acciones de muchas, tu cartera será más segura.

Otro de los puntos positivos de invertir en acciones hoy en día, es que las aplicaciones que nos permiten hacerlo a nosotros mismos, también tienen cuentas demo para empezar a probar sin necesidad de jugar con dinero real.

Algunas de las plataformas más conocidas para operar en bolsa son De Giro y eToro.

Invertir en fondos indexados

Si te has estado interesando en el mundo de la inversión últimamente, es muy probable que hayas oído hablar de los fondos indexados. Es una de las formas más seguras de invertir porque la cartera se mantiene muy diversificada. El promedio de rentabilidad anual suele estar entre el 3% y el 12%.

Hay algunas plataformas interesantes para realizar este tipo de inversión como por ejemplo Finizens.

Invertir en robo advisors

Otra opción que puede ser recomendable para muchas personas que quieren invertir son los roboadvisors, o lo que es lo mismo unos sistemas que son capaces de realizar inversiones de manera automática siguiendo unos criterios que nosotros habremos definido previamente.

En la cuenta podrás configurar opciones sobre tu inversión, como si se trata de una a corto o largo plazo, o el riesgo por ejemplo. También se puede ver todo el detalle de donde se están realizando las inversiones.

Aquí el riesgo y la rentabilidad van a ser muy variables porque dependen totalmente de la configuración que uses.

Algunas plataformas recomendadas de roboadvisors son InbestMe o Finanbest.

Invertir en un plan de pensiones

El plan de pensiones es una de las opciones preferidas por muchas personas que esperan tener un dinero extra en el momento de su jubilación.

La rentabilidad depende mucho del perfil, pero puede rondar entre el 2% y el 7% anual y además tiene ventajas fiscales.

Lo normal si quieres abrir un plan de pensiones es que lo hagas con tu banco, aunque también se puede hacer con plataformas como Finanbest.

Invertir en criptomonedas

Si no has oído hablar de las criptomonedas es que has debido estar encerrado en una cueva porque están en boca de todo el mundo.

Se trata de comprar activos digitales y esperar a que aumenten de valor a largo plazo o especular con ellos. El riesgo es alto porque hay mucha volatilidad y la rentabilidad dependerá totalmente de las monedas que elijamos para tener en cartera. En el siguiente artículo podrás aprender más sobre cómo generar ingresos con criptomonedas. Pero si solo quieres centrarte en la criptomoneda más usada puedes leer este artículo sobre cómo invertir en Bitcoins.

Invertir en crowdlending P2P

Este es un tipo de inversión que consiste básicamente en prestar dinero y de la que podemos conseguir una rentabilidad entre el 5% y el 15%, aunque existe claro está el riesgo de que el deudor no pague.

Hay que tener cuidado con esto, porque algunas plataformas han cerrado dejando sin su dinero a inversores. Una conocida y que hasta ahora tiene la confianza de muchos inversores serios es Mintos.

Invertir en formación

Muchas veces no se tiene en cuenta esta inversión y es una de las más importantes. Si quieres mejorar tu capacidad económica una de las mejores inversiones que puedes realizar es en ti mismo.

Fórmate para ser mejor profesional, aprender una nueva disciplina, en definitiva, para saber hacer algo valioso para los demás y cobrar por ello. Antes de empezar a formarte te interesará conocer los trabajos mejor pagados en España.

Invertir en negocios

Si te gusta el mundo de los negocios puedes invertir tu dinero en negocios propios o de otras personas y esperar a que obtengan rentabilidad. Está claro que al igual que otras inversiones que hemos visto, esta es de riesgo, porque puede que el negocio no funcione tan bien como esperabas, pero también se pueden obtener rentabilidades muy altas. A continuación te ofrecemos varias opciones interesantes para que puedas empezar con tus inversiones:

Invertir en startups

Estas empresas son muy innovadoras y algunas de ellas consiguen crecer de manera exponencial, por eso puede ser una buena idea invertir cantidades en algunas de ellas, sobre todo en las que tengan proyectos que te parezcan interesantes y un buen equipo.

Ser business angel tiene además ventajas fiscales si la empresa cumple con algunos requisitos, y si das con el proyecto adecuado, tu porcentaje de acciones puede multiplicar tu cantidad aportada en cantidades enormes.

Invertir en un ecommerce

El mundo del ecommerce está en constante crecimiento, cada vez son más las personas que se han habituado a comprar todo por internet y que se lo envíen a casa, sobre todo después de la pandemia.

Hay muchísimas posibilidades de inversión, por ejemplo puedes montar una tienda online y usar estrategias de promoción como el SEO o los anuncios de pago para vender.

Otra opción es por ejemplo vender dentro de Amazon gracias a su sistema FBA que te permite mandar tus productos a su almacén y aparecer en sus categorías.

Además de todo esto claro está que puedes inyectar capital en algún ecommerce que conozcas y hacerte socio si lo necesitan.

Inversión en productos financieros

Los productos financieros son otra buena oportunidad para tener una cartera diversificada y son muchas las personas que confían en ellos en España. Vamos a ver algunas de las mejores opciones a continuación.

Invertir en bonos

En ocasiones los estados, bancos y otros emiten bonos, para que los inversores puedan comprarlos. Estos bonos actúan como un préstamo que los inversores le hacen a la entidad. Seguramente habrás oído hablar de los Bonos del Estado, o los Bonos del Tesoro.

Son una inversión que suele ser segura,dependiendo claro está de la entidad que los emita, el problema es que las rentabilidades son bajas, suelen rondar entre el 0,19% y el 0,57%.

Invertir en ETF

Los ETF (Exchange Traded Fund) son fondos negociados en bolsa que siguen un mercado. Lo que hacen es combinar la inversión en fondos y acciones.

Los gastos que tiene invertir en ETF son más bajos que en fondos de inversión y la cartera está muy diversificada, por lo que los riesgos no son demasiado altos.

Lo que sí debes saber es que para realizar este tipo de inversión hay que tener conocimientos financieros y saber cómo funcionan los mercados.

Invertir en depósitos a plazo fijo

Es una de las opciones más seguras que existen en el mercado de la inversión, ideal para personas conservadoras con su dinero. El riesgo es casi nulo, pero en contraprestación, la rentabilidad también es baja, suele estar entre el 0,90% y el 1,50%.

También existen los depósitos estructurados que tienen un mayor margen de beneficio y que funcionan con los índices bursátiles, pero aquí sí que existe un mayor riesgo.

Invertir en Forex o Divisas

Otra de las opciones clásicas de inversión es el mercado de divisas o Forex y funciona básicamente cambiando unas monedas por otras y aprovecharse de la diferencia de valor que tengan en ese momento. El cambio más habitual es el de dólares estadounidenses y euros.

No hay que conocer demasiado los mercados para poder realizar operaciones de este tipo, pero sí que hay que estar al día de los mercados para ir sacando la máxima rentabilidad posible.

Invertir en cuentas de ahorro o remuneradas

Para las personas que no quieren asumir riesgos a la hora de invertir, existen las cuentas de ahorro remuneradas, que como su propio nombre indica, son más una opción de ahorro que de inversión, pero sí que ofrecen una pequeña rentabilidad de la que nos podremos aprovechar sin poner en riesgo el capital. Además se puede sacar el dinero en cualquier momento sin sufrir penalizaciones, por lo que se estará cubierto ante cualquier imprevisto que pueda surgir.

Invertir en las deudas adquiridas

Una de las mejores inversiones que se pueden hacer es pagar las deudas que ya tengamos, por ejemplo, amortizar hipoteca o cancelar préstamos personales.

A partir de ese momento tendremos más poder adquisitivo mes a mes y eso puede mejorar también nuestra capacidad de inversión a medio/largo plazo.

Lo que sí es importante tener en cuenta es que hay que intentar quitarse las deudas pequeñas que nos generan mucho gasto mes a mes, puede que por ejemplo no nos interese cancelar una hipoteca en la que nos quede mucho capital por amortizar y que tenga un pago mensual pequeño.

En este artículo podrás aprender más sobre la inversión en productos financieros.

Invertir en materias primas

Invertir en materias primas es posible, por ejemplo comprándolas directamente como podríamos hacer con algunas como el oro y la plata, o también a través de acciones asociadas a ellas, ETF o CFD.

Invertir en petróleo

No hace falta hablar de la importancia que tiene el petróleo todavía en nuestras vidas, por eso algunos inversores apuestan por él.

Se puede invertir en las empresas comercializadoras de este petróleo, como por ejemplo BP o Shell, por lo que no tendrás que confiar solamente en el propio material, sino también en la gestión que se esté haciendo de la empresa en cuestión.

También se puede invertir directamente en el petróleo comprando CFD en brokers, el más conocido es De Giro. De esta manera tu inversión solo se regirá por el precio del petróleo y no por la gestión de ninguna empresa petrolera.

Invertir en oro y plata

Es una de las inversiones más comunes y que se han venido haciendo durante muchos años. Este tipo de metales no generan ningún valor en sí, pero su interés radica en el aumento de precio que tienen a lo largo de los años debido a su escasez.

Además cuando el valor de las acciones cae y los mercados están volátiles, lo normal es que el precio de los metales preciosos suba, por eso son una buena opción en recesión.

Puede ser una buena inversión, pero siempre si esperas obtener un rendimiento a largo plazo.

Invertir en diamantes

Es una de las inversiones que suelen escoger los inversores que están buscando algo con mucha estabilidad sencillamente para poder ahorrar. Siempre mantienen su valor, incluso cuando los mercados están en crisis.

Es importante que compruebes que tengan todos sus certificados en regla para garantizar la autenticidad (HRD, GIA, IGI…)

También se puede optar por la compra/venta de joyas, que además si son de gran pureza no llevan iva.

Invertir en cannabis

Se están produciendo muchos cambios en las legislaciones de todo el mundo y todo hace pensar que cada vez serán más los países que permitirán su consumo de manera legal. Además hoy en día se puede invertir perfectamente en el cannabis para usos medicinales.

Hay grandes empresas en este sector como Organigram Holding o Canopy Growth en las que puedes invertir.

Invertir en el mercado inmobiliario

Una de las opciones de inversión por excelencia, y que no solo se limita a comprar para alquilar como podemos pensar a priori, ya que hay muchísimas opciones rentables. Vamos a verlas a continuación.

Invertir en bienes raíces

Es una inversión bastante segura porque el precio de la vivienda normalmente suele subir, es cierto que en ocasiones cuando hay una burbuja baja, pero luego siempre vuelve a tender al alza. Para comprar viviendas hay que tener un buen capital inicial y conocer bien la zona donde se compra.

Se puede comprar una vivienda para habitarla y no tener que perder dinero en alquileres, para alquilarla o para venderla posteriormente si prevemos que el precio medio de la zona puede aumentar. En el siguiente post te contamos todo lo que tienes que saber para vender pisos.

Montar un alojamiento Glamping

En glamping es un concepto que se refiere al hacer camping pero en lugares de lujo. Consiste en no renunciar a la naturaleza pero tampoco a las comodidades del mejor alojamiento.

Si tienes una gran capacidad de inversión puedes seleccionar un terreno en una zona con posibilidades y construir una casa o hacer algo más original cómo instalar un contenedor/casa, una caravana, una casa en el árbol, o cualquier cosa del género.

Comprar un piso o casa para alquilar en Airbnb

España es un país muy turístico y hay personas que compran viviendas en zonas con mucha demanda directamente pensando en alquilarlas en esta y otras plataformas similares para periodos vacacionales.

Incluso algunas personas buscan viviendas en las que los propietarios permiten el re alquiler, ellos se convierten en inquilinos, pero no las habitan, sino que las cuelgan en estos portales para sacar un beneficio superior a lo que pagan.

Invertir en terrenos edificables

Una de las inversiones más seguras a largo plazo, ya que lo que hacemos es comprar un terreno en el que se pueda edificar en una zona de la ciudad que se prevea que va a aumentar de valor, y esperar a que pase para venderlo a un grupo constructor o promover la obra uno mismo en caso de que se tenga el capital y la experiencia suficientes.

Para este tipo de inversión hay que estar bien asesorado, conocer la calificación del terreno, su tipo y hacer un estudio previo para evitar problemas que puedan surgir.

Inversiones sostenibles

Es una de las opciones de inversión que más están funcionando, sobre todo entre las personas jóvenes, porque no solamente estamos haciendo funcionar nuestro dinero, sino que estamos fomentando proyectos que ayudan a que nuestro planeta sea un lugar mejor.

Invertir en reciclaje

Como seguramente ya sabes y por desgracia, nuestro planeta sufre cada vez unos niveles mayores de contaminación y como consecuencia, el negocio del reciclaje no para de crecer.

Por lo que ha ocurrido todo esto es porque las empresas del gobierno que se encargan de procesar basuras y otros materiales como papel, aluminio, acero, etc, no son capaces de gestionar una cantidad tan grande y se están viendo apoyadas por iniciativas privadas.

Uno de los mejores lugares donde encontrar inversiones de este tipo es Triodos Bank.

Invertir en energía eólica

Hay empresas que se dedican a la instalación de molinos de viento para aprovecharse de la energía eólica y que permiten a inversores privados aportar capital para sus parques eólicos. La rentabilidad anual puede estar entre el 5% y el 6%.

Hay algunos países europeos que incluso dan descuentos en la factura si se ha entrado en una inversión para la compra de molinos de viento.

Invertir en agua

A lo mejor no conocías este dato, pero solo el 3% de nuestro planeta tiene agua dulce y el consumo no para de aumentar, se estima que puede crecer hasta un 30% en los próximos 10 años.

No está permitido especular con el agua, pero sí que se puede hacer a través de fondos de inversión o en empresas de purificación.

Invertir en paneles solares

Los paneles solares son una estupenda opción para instalar en nuestra propia casa, su tecnología ha avanzado mucho, cada vez son más baratos, eficientes y su duración en funcionamiento puede superar hasta los 25 años. Además apenas hay que hacerles mantenimiento, así que el ahorro para nuestro hogar puede ser bastante considerable.

Si vives en una comunidad, también se pueden hacer compras entre todos para su uso colectivo.

Otra opción es invertir por ejemplo en empresas que instalan esta tecnología y que están al alza, o también en huertos solares, cuya energía generada se puede luego vender o usarse para beneficio propio.

sello confianza online

Copyright © iBrands Medios Interactivos 1999 - 2016