En Consupermiso siempre estamos animando a nuestros lectores, suscriptores y amigos a hacer un buen uso de su dinero para que éste pueda generar aún mayores ingresos. Durante este contenido te vamos a ayudar a conocer que son los activos y como invertir con ellos.

Cómo es algo que simple y sencillamente nos encanta, hoy te compartimos una serie extra de opciones en las cuáles puedes invertir tu dinero. De hecho, lo que te compartimos a continuación son opciones de inversión en activos, una de las mejores maneras de aprovechar tu dinero.

ganar dinero desde casa

¿Qué son los activos?

Los activos son los bienes que posee una empresa o un particular que pueden convertirse en dinero o en un medio equivalente.

Estos se clasifican en función de su liquidez que, explicado de una forma simple, es la facilidad que tienen para convertirse en dinero. Según este criterio, se distingue entre el activo pasivo (los que se utilizan en el negocio y no se adquieren con fines de venta) y los activos circulantes (los que se esperan utilizar en un periodo inferior a un año).

Los activos más comunes y básicos son el mobiliario de la empresa, su sede o sus acciones pero existen otros muchos, que son los que realmente nos interesan como inversores. Cualquier persona puede invertir en activos que están al alcance de prácticamente cualquier bolsillo y obtener un rendimiento económico si aplica algo de estrategia financiera.

¿Qué tipo de inversión en activos son los más recomendables?

Como explicamos en el punto anterior, hay muchos tipos de activos en los que invertir. Aunque no todos están al alcance de cualquier bolsillo, sí que tenemos algunas opciones al alcance de cualquiera para sacarle rendimiento a nuestros ahorros.

No tenemos porqué tener un gran capital para invertir y podemos hacerlo sin demasiado riesgo, vamos a ver algunas de las opciones más comunes y recomendables al alcance de cualquiera.

Fondos de inversión

Los fondos de inversión son lo que se conoce como Institución de Inversión Colectiva (IIC). Es decir, es una suma de aportaciones de varios inversores que se pone en manos de una entidad gestora experimentada que realiza aportaciones componiendo una cartera de activos para evitar riesgos e informando a todos los participantes de su evolución y los ajustes llevados a cabo.

Básicamente consiste en aportar dinero a un fondo común y dejar que la entidad financiera se encargue de realizar las inversiones en varios activos. Esto nos permite realizar inversiones más variadas y con un menor riesgo aportando una cantidad de dinero menor.

Entendidos cómo instituciones colectivas, los fondos de inversión son en donde se reúne el dinero con inversionistas, para pasar así a una inversión en diferentes instrumentos financieros.

Aunque no ofrecen demasiada rentabilidad, los fondos de inversión son una de las mejores opciones de inversión a largo plazo. Es para todos aquellos que no quieren riesgos desmedidos en sus actividades financieras.

Otros 3 tips de cómo invertir tu dinero obtenido desde Consupermiso

Invertir en la deuda pública

Una de las principales formas en la que los gobiernos se financian es a través de 2 métodos principales: el cobro de impuestos y la venta de deudas. En el caso de este segundo, también conocido como «renta fija», existe la posibilidad de hacerse con los bonos del estado.

Se trata de una inversión para los cautos, ya que hay un nivel de riesgo prácticamente nulo -a expensas de una baja rentabilidad-; normalmente, este tipo de inversiones se pueden contratar a través del banco de tu ciudad.

Estaríamos ante, posiblemente, la opción de inversión más segura que podemos encontrar ya que está respaldada directamente por el Estado. En función de la forma con la que obtenemos los intereses y el plazo de amortización encontramos tres tipos de títulos de deuda pública diferentes:

  1. Letras del tesoro: Son las que tienen un plazo de amortización más corto, desde los 3 a los 18 meses. Normalmente son las que ofrecen un interés más bajo por tener este plazo más reducido.
  2. Bonos del Estado: El reembolso está entre los dos y los cinco años. Durante este periodo, como inversores, cobraremos cupones de forma periódica. Normalmente se reciben de forma mensual.
  3. Obligaciones del estado: Cuentan con el plazo de reembolso más largo, llegando algunas incluso a los 30 años. Los intereses suelen ser mucho más elevados y son ideales cuando se busca una inversión a largo plazo.

Puedes comprar Letras del Tesoro, Bonos u obligaciones en la web oficial de Tesoro Público.

Invertir en Bolsa y mercados futuros

Aunque hay muchas estrategias y tácticas a tener en cuenta podríamos resumir esta fórmula de inversión en invertir en un activo con el objetivo de que este gane valor en un periodo de tiempo determinado y poder venderlo por un importe mayor, obteniendo un beneficio.

Bonos

Esta fórmula consiste en prestar dinero a una empresa o al Estado (los bonos del Estado que hemos visto anteriormente) y funcionan como cualquier otro préstamo. Es decir, cedemos una cantidad de dinero X sabiendo que lo recibiremos de vuelta con un plus (intereses) en un periodo de tiempo determinado.

Invertir en préstamos persona-a-persona

Por último, los préstamos persona a persona (peer-to-peer) o P2P, son préstamos que conectan a personas que necesitan financiación con los que quieren o pueden invertir.

En este caso prestamos dinero a una empresa o particular para que esta, a su vez, lo utilice para conceder préstamos a terceros seleccionados de forma estratégica. Se trata de un método arriesgado pero que, precisamente por ello, trae consigo unos intereses considerablemente altos.

Si es tu caso, puedes poner a circular tu dinero a través de plataformas especializadas para este fin, de modo que estarás dándole un rendimiento a tu capital y, además, estarás apoyando e impulsando los sueños de otros. Genial, ¿No crees?

Otros activos interesantes en los que invertir

Una inversión en activos clásica que suele traer buenos resultados en la inversión inmobiliaria. Es decir, comprar inmuebles con el objetivo de alquilarlos a particulares y empresas o, incluso, de venderlos cuando su valor crezca.

Por otro lado, una fórmula especialmente atractiva para los más jóvenes y/o personas con una menor capacidad de inversión es la compra de dominios webs y blogs. Es este caso, tenemos tres opciones: trabajar un sitio web para conseguir visitas y ganar dinero gracias a la publicidad, el marketing de afiliados, etc; vender productos o nuestros servicios online o adquirir varios nombres de dominio interesantes con el objetivo de venderlos posteriormente a un mayor precio.

Como has podido ver, hay numerosas formas de sacarle rendimiento a tu dinero y, para ayudarte a ahorrar al máximo y contar con más capital para invertir, queremos proponerte una fórmula para recibir reembolsos por tus compras.

¿Conoces el cashback? Esta fórmula, que podrás empezar a disfrutar desde ya, te permite ahorrar comprando. Te contamos rápidamente qué es el cashback: consiste en comprar online en tus marcas favoritas recibiendo un reembolso automático de parte del importe gastado. Tan solo tienes que registrarte en Consupermiso, echar un vistazo a todas las marcas con las que trabajamos y escoger la que más te guste; después, tan solo tienes que hacer tu compra como siempre y recibirás un reembolso de parte del dinero gastado. ¿A qué esperas para probarlo?

 

sello confianza online

Copyright © iBrands Medios Interactivos 1999 - 2016