Cómo ganar dinero siendo estudiante es una de las principales preguntas que se hacen los jóvenes cuando necesitan una fórmula para conseguir unos ingresos extra sin descuidar sus notas.

Ya sea porque necesites costearte tú mismo la carrera, porque quieras empezar a ahorrar o porque busques ganar un dinero para tus gastos y así disfrutar de la experiencia universitaria al máximo, hay muchísimas formas de conseguir algo de dinero todos los meses siendo estudiante y desde Consupermiso las hemos recopilado todas para ti en este artículo. ¡No te lo pierdas!

Ser profesor particular

Uno de los trabajos para estudiantes más populares y conocidos por las facilidades para compaginarlo con los horarios de clases. Además, por lo general no necesitarás tener experiencia aunque te ayudará a conseguir tus primeros clientes.

Lo más lógico es dar clases de materias relacionadas con la carrera que estés estudiando y puedes escoger entre darlas en tu casa o desplazarte hasta el domicilio de tus clientes. Otra opción es hacerte profesor particular online y dar clases sin salir de casa.

Vender apuntes por internet

¿Eres de esas personas a las que sus compañeros siempre le piden los apuntes? ¡Pues sácale partido! Has ido a clase, te has pasado horas resumiendo y pasando a limpio y tienes unos apuntes completos y útiles para varias clases, ¡utilízalos para ganar unos ingresos extra!

Hay muchas personas que prefieren pagar por unos apuntes y dedicar todo el tiempo a estudiar y tú puedes beneficiarte. En internet encontrarás muchísimas webs en las que subir tus apuntes en Word, Excel o PowerPoint y cobrar por cada descarga.

Vender los libros que ya no usas

Al igual que con tus apuntes, la clave para ganar dinero siendo estudiante es aprovechar lo que ya tienes y no necesitas para conseguir un dinerillo extra. Muchos de los libros que hay que comprar durante la carrera son bastante caros y posiblemente no los vayas a utilizar una vez que hayas aprobado la asignatura, sácate un dinero extra vendiéndolos a otros estudiantes.

Pon tus libros de otros cursos a la venta en páginas de segunda mano o también puedes poner una oferta en el propio tablón de anuncios de tu facultad.

Hacer encuestas pagadas

Contestar encuestas online es una forma ideal de ganar unos ingresos extra siendo estudiante sin apenas esfuerzo. Puedes aprovechar los tiempos muertos en el transporte público para hacerlas desde el móvil o dedicar algo de tiempo libre a completarlas.

¿Sabías que en Consupermiso puedes hacer encuestas por dinero? Aquí puedes encontrar encuestas remuneradas

Hacer un canal de YouTube de algún tema que te guste

¿Sabías que puedes ganar dinero con tu propio canal de YouTube? Si tienes un hobby interesante o sabes mucho sobre cierto tema puedes probar a crear vídeos y subirlos a esta plataforma. YouTube paga entre 20 céntimos y 3 euros por cada mil visualizaciones de un vídeo por lo que si eres capaz de crear un contenido interesante y darle visibilidad puedes conseguir bastante dinero.

Además, en función de lo que estés estudiando, tu canal de YouTube puede convertirse en una carta de presentación cuando busques empleo después de la carrera. Es especialmente interesante, por ejemplo, si te dedicas a la comunicación, al marketing, la producción, etc.

Haz todas las compras que puedas con Cashback

Cuando estás estudiando saber cómo ahorrar es tanto o más importante que saber cómo ganar dinero siendo estudiante. ¿Conoces el Cashback? Es la mejor forma de ahorrar comprando productos de tus marcas favoritas.

Mejor que una oferta o un descuento, el Cashback consiste simplemente en comprar y recibir inmediatamente un reembolso de parte del dinero gastado. ¡Así de sencillo! Además, podrás beneficiarte de esta ventaja inmediatamente tras tu registro, tantas veces como quieras y sin límite de gasto.

¿Quieres descubrir todas las marcas con las que trabajamos en Consupermiso? Aquí encontrarás ofertas de Cashback.

Ser Mystery Shopper

Un Mystery Shopper o Cliente Misterioso es una persona que visita un negocio y evalúa la atención al cliente, el servicio o el estado de las instalaciones, entre otros. La clave es que los empleados del negocio no saben que están siendo evaluados.

Para trabajar como Mystery Shopper tan solo tendrás que registrarte en una de estas páginas y te contactarán cuando se necesite alguna evaluación que coincida con tu perfil. Ellos se encargarán de darte todos los detalles y de indicarte cuánto te pagarán por tu visita.

Alquila habitaciones de tu piso

¿Tienes alguna habitación de sobra en tu piso? ¡Imposible encontrar una forma más sencilla de garantizarte unos ingresos extra todos los meses! Compartir piso es una de las mejores opciones para ahorrar o ganar dinero y, además, puedes dividir gastos como la luz o el agua.

Hay muchísimas webs y apps en las que puedes anunciar tu habitación libre y dar con el compañero ideal. Si, además, vives en una zona universitaria en la que los alquileres suelen ser caros no tardarás nada en alquilarla y podrás tener unos buenos ingresos asegurados durante todo el curso.

Ser extra en series y películas

Trabajar como extra o figurante normalmente consiste en salir unos segundos en una escena de una serie o película en segundo plano. Si tienes suerte, puede que te toque decir alguna frase o salir en segundo plano con los protagonistas. Cuanto más tiempo estés en pantalla, mayor será la remuneración.

Lo bueno es que es una forma sencilla y bastante entretenida de ganar unos ingresos extra. Además, ¿quién sabe? Quizá sea un punto de partida para acabar trabajando como actor.

Si quieres empezar a trabajar como extra busca ofertas de figurante o contacta con productoras directamente.

Comparte coche

Compartir coche no solo es una forma perfecta de compensar la gasolina y otros gastos derivados, también puedes utilizarlo para ganar algo de dinero. Por si fuera poco, también es bueno para el medio ambiente.

Si estudias fuera y vas a casa en vacaciones o los fines de semana puedes registrarte en páginas como Blablacar o Amovens y cobrar por cada pasajero que lleves, podrás compensar el gasto en gasolina y llevarte un pequeño extra. Otra opción si necesitas coger el coche todos los días para ir a la facultad es ofertar el resto de plazas a algunos compañeros. También tienes la opción de alquilar tu coche a particulares cuando no lo estés usando a través de apps como Getaround.

Trabajar a tiempo parcial

Compaginar trabajo y estudios es más fácil si lo haces a tiempo parcial, trabajando por la mañana si tienes clases por la tarde o viceversa. Puedes buscar, por ejemplo, algún trabajo de fin de semana como dependiente o camarero. También tienes la opción, como ya hemos visto, de ser profesor particular o trabajar como Mystery Shopper o extra en películas y series.

Conseguir unas prácticas remuneradas

Aunque no es posible con todas las carreras , tendrás la opción de buscar unas prácticas de verano o que puedas compaginar con tu horario de clases. Lo más fácil es preguntar directamente a la propia universidad, muchas suelen tener su propia bolsa con empresas interesadas en ofertar prácticas y te darán información sobre si ofrecen algún tipo de remuneración y la cuantía.

Por otro lado, también puedes buscar este tipo de ofertas en portales de empleo o contactar directamente con las empresas en las que te gustaría trabajar como becario.

Crear un blog y monetizarlo

Todo el mundo puede crear un blog completamente gratis aunque es cierto que necesitarás dedicarle tiempo hasta poder monetizarlo. Si se te da bien escribir y tienes conocimiento sobre un tema determinado puedes probar suerte creando un blog.

Tan solo tienes que empezar a generar contenido interesante y promocionarlo para conseguir lectores. Cuando tengas bastante tráfico podrás empezar a monetizarlo añadiendo banners de publicidad, cobrando por publicar artículos promocionados o trabajando el marketing de afiliados, por ejemplo.

Pasear y/o cuidar mascotas

Si te gustan los animales y tienes buena mano con ellos puedes trabajar paseándolos, cuidándolos o, incluso, dándoles alojamiento cuando sus dueños estén de viaje. Hay muchas personas que tienen mascotas pero que por su trabajo o circunstancias personales no pueden atender todas sus necesidades y prefieren contratar a alguien para que les ayude.

Hay muchísimas webs y apps en las que podrás encontrar este tipo de ofertas. También puedes probar a anunciarte en tiendas de animales, parques locales o veterinarios.

Escribir contenido para páginas webs

Los redactores web son uno de los perfiles más demandados en la actualidad. Si se te da bien escribir, no tienes faltas y puedes trabajar bajo pedido tienes la opción de ofertar tus servicios como redactor web en diferentes portales o contactar directamente con tus blogs y medios online favoritos para hacerles una propuesta de colaboración. Aunque, ten en cuenta que en muchas ocasiones necesitarás estar dado de alta como freelance; ¡infórmate bien antes de darte de alta en cualquier plataforma!

Por supuesto, antes de plantearte trabajar como redactor web ten en cuenta que la forma de ganar de ganar dinero es siendo capaz de crear contenido poco tiempo y sobre temas muy diversos. Tener una ortografía impecable también es imprescindible.

Hacer traducciones de textos si sabes idiomas

Si eres bilingüe o tienes un nivel alto en cualquier idioma hay muchas páginas web que te pagan por traducir textos. Lo mejor es, siempre y cuando te ajustes a los plazos de entrega establecidos, puedes trabajar desde casa y con el horario que quieras. Por eso, es un trabajo ideal para estudiantes.

Eso sí, antes de hacer este trabajo ten en cuenta que es importante tener un buen dominio del idioma y ser capaz de hacer traducciones de calidad.

sello confianza online

Copyright © iBrands Medios Interactivos 1999 - 2016